jueves, 13 de octubre de 2011

(ALZA TU VUELO PALOMA)
(Por tus sesenta y dos cumpleaños)

Yo he dejado sobre tu pecho mi latido:
y he dejado sobre tus mejillas mis besos,
y he soñado entre risas de tus sueños
y he bebido la dulce miel que tus labios me ofreció,
yo he llorado lentamente tu alegría,
y he reído en silencio,
cuando tu alma, su amor lo repartía.
Entre noches los jazmines de aromas embrujados,
y albahacas rotas que se clavan
con perfumen de misteriosas madrugadas
bajo el manto del rocío
cuando casi al alba llora.
y entre el silencio nocturnal
que las madrugadas rompen;
yo con desgarro te he amado
y te he adorado en tus sueños
¡quizás, cuando con migo soñabas.!
y hasta algún beso te he robado
del volcán de tu boca nacarada,
cuando en sueños tu sonrisa, se escapaba.
Yo he buscado a la luna que se esconde
tras las sombras de una nube, en la madrugada;
y he buscado en primaveras
cuando el viento vate a la mies
en oleadas, he buscado sus caricias,
y he buscado el canto del ruiseñor
que al alba le canta a su amada.
Y busqué el encanto de las rosas
y el embrujo de su aroma inmaculada.
Y busqué el vuelo que la alondra
dejó sobre el viento enamorado
cuando asoma la mañana;
entre resplandores áureos, en la madrugada.
¡Todo traigo, y te lo ofrezco,
desde el fondo de mi alma;
que persiste ante el tiempo enamorada!
A mi esposa Agustina Maldonado

Poema protegido por la sociedad de Autores.


2 comentarios :

  1. Precioso!. Se sentirá rozando las nubes. Mis felicitaciones para ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias en su nombre, Agustina, ahora ya cumplió 64 pues hace dos años compuse este poema para ella, dentro del largo repertorio que para ella compuse.

    ResponderEliminar