domingo, 25 de marzo de 2012

"lA OVEJA MERINA



LA OVEJA MERINA



Al compás de las esquila el rebaño

de las oscuras merinas que pastaban,

sobre campos de la mesta rebosaban

con trasiego pastoril todo el año.



Corpulentos eran aquellos mastines

que delante del rebaño retozaban

y feroces al lobo se enfrentaban;

defendiendo como el Cid sus confines.



En dehesas extremeñas hacendosas

las merina buscaban su alimento,

y al hombre proveían de sustento;

con sus carnes y sus lanas fructuosas.



En los días soleados recorrían,

alomados corderos retozones

regachos, senderos y serrijones;

tras las madres cuando placidas pacían.



Y contento retozaban los zagales,

tras los blancos corderos triscadores

emblema del hacer de los pastores;

y espejo de los toscos sementales.



Tras los días del invierno soleado

al abrigo del monte de la encina,

fue reina y señora la merina;

en el valle extremeño sosegado.



De mi libro “CAMINO DE LUZ”





2 comentarios :

  1. La poesía se esconde en donde menos pensamos, pero hace falta gente como tú que sepa encontrarla.
    Un dulce de poema.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Abuelo ,esta poesía la encuentro preciosa.
    AZAEL.

    ResponderEliminar