sábado, 3 de marzo de 2012

"A UNA ESTRELLA PERDIDA"






¡A UNA ESTRELLA PERDIDA!
(Sextillas)
La noche se marchitaba
porque en su manto llevaba,
rigor de escarcha y de lumbre
de estrellas desvanecidas
que se marchan en huidas,
como en perversa costumbre.

Alborada “centaurina”
hacia el día se reclina
viendo estrellas enlutadas
recorren el universo,
porque un lucero perverso
las empuja en oleadas.

Estrella de nácar y de grana,
se asome a la mañana
cuando su luz se hace fe
y deje de ser fugaz,
 que pueda ser eficaz
para lo que creada fue.


Este poema está protegido por la sociedad
intelectual de autores.
Autor: Pablo Grados Tapia 







  





No hay comentarios :

Publicar un comentario