miércoles, 15 de mayo de 2013

FUISTE




FUISTE



Bien recuerdo el ladrido del palustre,

que mañoso el albañil manosea

y la mezcla, que en la artesa,

esperando su momento placentea.

Mientras tanto los hundidos familiares

sus lamentos taciturnos, lloriquean.

En la tarde que camina, hacia el ocaso

mientras, Sol, y viento se pelean.

Y caminan, las palabras al olvido,

mientras yace el recuerdo lujurioso,

de tu cuerpo que ya, fétido ¡olisquea!

ante el tiempo que apresura tu reposo.

Y se sienten las penas y ternuras,

de los tuyos en sollozo lamentado,

cuando lloran su sentir, con el dolor;

por tu falta y tu recuerdo ya marchado.

¡Cuándo bese la losa, tú cuerpo!

¡con el beso frío, de labios apagados!

cuando pasen los días, y los años;

y no lleven el ramo prometido

entonces tu ser ya ¡esta olvidado!.



De mi libro: “AL ALBA”

Autor: Pablo Grados Tapia



















4 comentarios :

  1. Qué triste, Pablo, pero qué bonito. Un cúmulo de sentimientos ante la inevitable dama negra.
    Preciosos versos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Montse, en este caso hemos de decir que estos versos són tan reales como la muerte misma.
    Gracias Y ún abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso poema de principio a fin , te felicito compañero de andanzas siempre un honor leerte, abrazos

    ResponderEliminar
  4. Silvia, el honor es para mi, al verte por mis letras.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar