domingo, 5 de enero de 2014


ELOISA, Y SU AMOR ILUSORIO

Perdida Entre las tinieblas de sus lejanos recuerdos todos los días Eloisa, emprendía su obsesionado paseo, sus pasos la empujaban a querer encontrarse con el amor que un día como niebla se esfumo por la alameda de su juventud.

Cada atardecer recorría buscando por entre los álamos el amor que con uniforme de militar en aquel lugar le despidió una lejana tarde.

-Saltaba Eloisa, y gritaba. Los pájaros de la alameda a su alrededor revoloteaban asustados por el ruido y huían en desbandadas. La enamorada creía que los pajaritos eran el muchacho uniformado que un día partió rumbo a alguna parte desde aquel lugar.

Un atardecer cuando Eloisa, estaba exhorta en su etéreo danzar llega hasta ella un señor uniformado ¡Era el guarda del parque! éste viendo lo que acontecía advirtió de que los pájaros del lugar no eran soldados, y que les estaba molestando ya que en esta época del año, ellos estaban nidificando...
Autor: Pablo Grados Tapia

2 comentarios :

  1. Pobre Eloisa soñando con un amor que no volvia.
    Me ha encantado el relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente relato donde la nostalgia de aquel amor que se perdió de un modo cuasi trágico, embelesa al lector, por la sencillez de la narrativa, por lo breve, y porque en este sitio, se huele a biblioteca. Ah, pero muy merecido el primer lugar, aún desconociendo los textos que participaron, me atrevo a decirte que este no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar