domingo, 9 de octubre de 2011

SOLEDADES
Siento triste el pasar del tiempo,
que camina y camina sin parar,
el que da o quita a nuestras vidas
a veces alegrías otras soledad.
..............................
Pasa el tiempo para después dejar
arrugadas huellas y las heridas,
de la amarga y débil soledad
que enmudece la lengua y el alma;
y débiles los ojos no pueden mirar.
Si el yunque no suena en su espiral,
y ojos, y labios, oídos y el alma;
entristecidos ya no quieren soñar.
¡Es que triste va llegando la soledad.!
Cuando los atrevidos pensamientos,
atraviesan el mar de las desventuras
y naufragan en orillas del ocaso;
no encontrando en su aventura:
de las luces del alma el contenido.
¡Es señal que llega nuestra soledad.!
Porque cuando la ninfa de los sueños
se levanta de su urna de cristal,
y nos mira compasiva en nuestro lecho,
y se sienta silenciosa en el umbral
de nuestro ardiente pecho sudoroso,
que derrama con ardor en su coraje
el humor que supura, el alma herida,
por las lanzas dolientes del olvido;
¡Llega entonces la fría soledad!.

.............................

Tal vez las ya lejanas primaveras
nunca han de volver a florecer,
ni alboradas dulces al amanecer;
te dejaran las noches mensajeras

Si marchan las palomas volanderas
que fecundas viste a tu lado crecer,
y solo el nido dejan para querer;
y en el alma heridas duraderas.

Caminar del tiempo que inclemente
nos lleva al ocaso lentamente,
y al olvido de las oscuridades.

Sometida el alma a penitente
que el olvido convierte en tempestades,
y el pasar del tiempo en soledades.


De mi libro: "ARCOS DE AZULES ALBORADAS"
Publicado  año (1999)



No hay comentarios :

Publicar un comentario