viernes, 22 de mayo de 2015

¡LA LUZ EN MI CARA!



Con este poema que hoy comparto
deseo dejaros mis saludos, y deciros
que ya me operaron uno de mis ojos.
Muchas gracias por esperarme
con vuestra amistad.
Pablo

¡LA LUZ EN MI CARA!

Como luciérnaga en mi cara
que con sus garras me araña,
como cárceles de la noche
mis ojos sin luces, van,

Por fin me entrego la noche
toda la luz libertada,
que desgarran a las brumas
de amanecer de alboradas

Y amaneceres de auroras
reflejan ya noches claras,
ya despertó, la luciérnaga
que dormitaba en mi cara.

Hoy mi mirada hecha luz
se asoma desde mi cara,
para buscar sobre el cielo
mis dos palomas aladas.

Que vuelven para dejarme
mañanas de azul y blanco,
destellos de luna nueva
que en mi cara se quedó.

Infinitas luces claras
me dejaron los doctores,
sobre mi ojo dormido
que ya sonríe en mi cara.

Hoy doy gracias a la ciencia
hoy doy gracias doctora,
que me volviste la vista…
Y esperanza sosegada.

Autor: Pablo Grados Tapia
(Derechos protegidos por el autor)
MAYO DEL (2015)
















3 comentarios :

  1. Me alegra mucho tu vuelta y que tu salud vaya recuperándose. La vista es muy importante para todo en la vida, pero para los que nos gusta escribir y leer es fundamental, como respirar.
    Enhorabuena por tu regreso, recuperación, y porque la luciérnaga te haya dado la luz que necesitas para ver un cielo azul y una mañana limpia y cristalina.

    Un abrazo
    Roa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ROSA B. G.
      Hola amiga como tu dices la vista es algo tan elemental como respirar, efectivamente; solo te das cuenta cuando pasas por momentos extremos y te das cuenta de tal necesidad.
      Muy agradecido por tu visita y tu comentario...Espero pronto me operen del otro ojo y me recupere al cien por cien y pueda hacer algo que tanto me gusta como es leer, ello incluye leer cosas de mis amistades, hasta ahora no puedo hacerlo.
      Un abrazo y feliz Domingo

      Eliminar
  2. Bellísimo poema Pablo!! Felicidades poeta!! :)

    ResponderEliminar